Skip to content

1 trabajador motivado vale como 10 desmotivados

9 abril, 2012

Motivación

Hoy voy a hablaros de algo importante que experimenté durante los 6 años que estuve gestionando equipos.

La gente no hace lo que no quiere hacer.

Puedes ser su jefe, su compañero o su pareja, da igual. Al final hacemos lo que queremos hacer. En caso contrario, aunque lo hagamos, lo haremos mal. Esto me llevó entenderlo muchos años y mucho desgaste intentado que las personas que trabajaban conmigo hiciesen lo que yo quería o lo que demandaba el proyecto en vez de esforzarme en adaptar el proyecto a lo que ellos necesitaban para trabajar motivados y con plenitud.

Una vez entendido que las personas hacemos bien únicamente lo que nos gusta, nuestros esfuerzos deben enfocarse en que las personas hagan lo que les gusta de la forma que les gusta.

Uno de los proyectos en los que trabajé cuando era jefe de proyecto de desarrollo de aplicaciones era una mega-proyecto que requería miles de horas de trabajo. Por problemas de recursos, tan solo tenía disponible una o dos personas para empezar. Solo la toma de requisitos y el análisis, tal y como lo habíamos planteado suponían varios meses del trabajo de una persona. ¿Qué ocurrió? Lo normal, esa persona, después de varias semanas analizando estaba desmotivada. No veía los resultados de su trabajo, solo hojas Excel y documentos en Word. En estos casos suele decirse al analista que es su trabajo y que se aguante si no le gusta. ¿Pero qué es lo inteligente? Lo inteligente sería reducir el mega-proyecto en pequeños proyectos cuyo análisis no llevase más de una semana. El analista, podría ver cómo se plasma su trabajo en aplicaciones básicas rápidamente y eso le motivaría a trabajar más y mejor.

Como diría Bruce Lee, “Be water my friend“. No se trata de imponerse, de dejar claro a los demás qué es lo que deben hacer. Se trata de qué es lo mejor para el proyecto y la empresa. Y esto, sin lugar a duda, es que la gente trabaje motivada y que vea el fruto de su trabajo día a día.

Nada desmotiva más a un trabajador que estar un año trabajando para que su proyecto no se ponga en funcionamiento. Es triste pero es algo relativamente habitual, y todo por querer abarcar los proyectos de una sola vez en lugar de dividirlos en pequeños proyectos que puedan ir probándose en real con usuarios o clientes reales.

Recuerda, un trabajador motivado rinde como 10 desmotivados, si no nos lo tomamos en serio, estamos despilfarrando nuestros recursos más preciados, nuestros colaboradores.

Artículos relacionados:

Lean Startup, el método científico para conseguir el éxito en tu start-up

Imagen de Xabier.M

About these ads
5 comentarios
  1. elcuartopoder permalink

    La única motivación es la intrínsica y por lo tanto el reto está en conseguir alinearla con los objetivos del equipo y de la empresa. Elemento fundamental es CONOCER la persona por dentro (que le motiva y como interactua con su entorno) más que por fuera (que resultados empresariales ha conseguido).

  2. Elcuartopoder, completamente de acuerdo con tu reflexión. Cuanto mejor conoces a un empleado como persona, más fácil será conseguir que esté motivado.

  3. David permalink

    Estoy completamente de acuerdo con este artículo.

    Por cierto, espero que ese empleado acabara motivado :)

Trackbacks & Pingbacks

  1. Bitacoras.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 109 seguidores