Skip to content

Ser feliz es sencillo, vuelve a hacer lo que te gustaba de niño

22 mayo, 2012

Se feliz, haz lo que te gusta

Cuando era un niño me pasaba la mayor parte del día haciendo cosas que me gustaban y con las que me divertía: jugar al fútbol, practicar artes marciales, jugar a videojuegos, salir con mi amiguetes a explorar casas abandonadas…

Por alguna extraña razón, según me fui haciendo mayor fui dejando de hacer las cosas que me gustaban para hacer “las cosas que tenía que hacer”. Cambié el tenis por el gimnasio, los videjuegos por la lectura de blogs sobre marketing, explorar casas abandonadas por dar paseos… Por alguna extraña razón, hacerte mayor hace que dejes de hacer cosas divertidas que son las que realmente te hacen feliz.

Nos imponemos responsabilidades como mantener la casa limpia, ir al trabajo, limpiar el coche, ir a clases de inglés o ir al gimnasio y nos olvidamos de lo más importante, hacer las cosas que hacen que nos brillen los ojos y que nos olvidemos de ese duro mundo de adultos en el que pasamos el resto del tiempo.

Hoy pensaba sobre este asunto y recordaba lo mucho que disfrutaba cuando, durante un par de años, me dediqué en cuerpo y alma a jugar al juego de estrategia Age of Empires. Tenía 17 años y estaba completamente viciado. La cantidad de horas que le dedicaba a ese juego no eran sanas y por eso lo dejé. Pero eso no me hace olvidar las cientos de horas de tensión y diversión en las que literalmente todo lo demás no existía. Durante esas horas era feliz. Quizá alguno piense que soy un poco simple al encontrar la felicidad en un juego de ordenador. Pues bien, a eso quiero llegar, no dejéis que los demás os digan lo que os debe gustar o no. Si os gusta jugar a las canicas y tenéis 60 años, buscad a gente para hacerlo y no os avergoncéis. Eso es vivir, lo demás, sobrevivir.

Si te paras a pensar y durante la semana no has hecho al menos 2 o 3 cosas con las que disfrutes de verdad, te aconsejo que te pares a pensar qué te gustaba hacer de pequeño y que retomes algunas de esas sanas distracciones. La vida es demasiado corta para pasarla haciendo cosas que no nos entusiasman.

Tengo un amigo que ama la música y durante años tocó en un par de grupos. Luego vinieron los niños y, por falta de tiempo, lo fue apartándolo hasta dejar de tocar. Siempre que hablábamos sobre el tema, le recomendaba que no dejase la música. Lo hacía porque cuando me hablaba de música se le iluminaban los ojos y yo sabía que sin música no sería feliz. Hace poco me dijo que había vuelto a componer y a tocar en el garaje de su casa. Una vez más volví a ver el brillo en sus ojos…

No esperes más, no te pongas excusas, haz eso que nunca te atreviste a hacer pero que anhelaste en silencio, vuelve a jugar al fútbol con el equipo de tu barrio, sal a escalar a la sierra como lo hacías cuando tenías 15 años. Tus hijos, tu pareja, tus amigos, todos lo agradecerán porque tú serás más feliz y estarás de mejor humor.

Yo por mi parte, posiblemente empiece a jugar al rol… desde pequeño he querido hacerlo :)

Imagen de  Pink Sherbet Photography

About these ads
9 comentarios
  1. Me gusta primo!!

  2. “Si os gusta jugar a las canicas y tenéis 60 años, buscad a gente para hacerlo y no os avergoncéis. Eso es vivir, lo demás, sobrevivir.” Gran frase! Como decía Nietzsche, la madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la serenidad con la que jugaba cuando era niño. Y para eso a veces realmente hay que volver a ser un niño. En mi caso, hace 15 años que quiero retomar la pintura al óleo! y creo que estoy a punto de hacerlo :D

  3. Natán, Pablo, gracias por vuestros comentarios.

    Natán, estaba seguro de que te gustaría, tú siempre has sabido disfrutar de la vida como cuando éramos niños :)

    Pablo, no conocía esa frase de Nietzsche, pero si dijo eso, tendré que leer algo suyo ;)

    Un abrazo a los dos.

  4. Chusa permalink

    Es verdad. No sé porqué, jugar, o el verdadero disfrute del ocio nos tiene que hacer sentir culpables.
    Yo he dedicado muchas horas de mi vida a jugar a los Sims, que por cierto tú me regalaste el primer juego, el de los Sims 1 ¿recuerdas?

    Quizás sea por la educación que recibimos. Mi madre cuando me veía leer durante el día me regañaba porque decía que había trabajo que hacer, siempre lo había. Así que leía de noche, en la cama, pero a esas horas estaba cansada y leía tebeos (ya no existen) en vez de libros, por lo que también me sentía culpable.

    • Sí, me acuerdo perfectamente de cuando te regalé Los Sims, y desde entonces, nunca te has cansado de ellos :)

      Estoy de acuerdo contigo, tiene que ver mucho con la educación que nos inculcan. Al parecer la vida está hecha para las responsabilidades y el ocio es una especie de tabú necesario para reponernos del día a día…

  5. Francisco Muñoz de Bustillo permalink

    Comulgo con todo, nieto favorito,..pero no veo forma de “realizallo” Y mis 86 años no son óbice ni cortapisa para que me sienta culpable cada vez que “pierdo el tiempo” con el Tetris o Pin-Ball

    A ver si cuando sea mayor, de verdad, consigo evadirme y puedo dedicar algún rato a las cosas que realmente me gustan. Un abrazo

Trackbacks & Pingbacks

  1. Bitacoras.com
  2. Los 10 mejores artículos de 2012 « Val Muñoz de Bustillo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 109 seguidores