Skip to content

De profesión, autónomo

31 agosto, 2012

De profesión, autónomo

Tengo un buen amigo que llevaba bastante tiempo en paro y hace unas semanas me comentaba que estaba a punto de conseguir un trabajo. Las condiciones de la empresa eran claras, debía hacerse autónomo. La empresa no le contrataría como trabajador por cuenta ajena. Mi amigo estaba un poco decepcionado, por un lado apreciaba mucho encontrar un “curro” pero por otro lado no le gustaba nada que le obligasen a hacerse autónomo. Lo percibía como algo inseguro, en cualquier momento le podrían echar, además, tendría que pagar la cuota de autónomos y… no tendría paro… Cuando hablé con él todo eran dudas, pero como es lógico, acabó aceptando.

El caso de mi amigo no es único, conozco muchos más y conozco empresarios a los que no les queda más remedio que contratar autónomos.

Analicemos las ventajas que tiene para el empresario contratar autónomos en vez de hacer contratos:

  • Se ahorra la cotización a la Seguridad Social de un empleado contratado. Esta cuota ronda el 32% de salario bruto del empleado. Es decir, si el sueldo bruto es de 1.500€, el empresario pagará a la SS 480€.
  • Flexibilidad absoluta. Si hay trabajo, contratan al autónomo, cuando no lo hay, no le pagan ni un euro. De esta manera, el empresario se asegura de que podrá adaptar sus gastos a sus ingresos. Si el empresario tuviese a un trabajador en nómina, aunque no hubiese trabajo, tendría que abonar sueldo íntegro más cuotas a la SS.
  • Gasto variable. La factura de un autónomo se considera un gasto variable, el de una nómina es un gasto fijo. Esto lo tienen muy en cuenta los bancos a la hora de conceder préstamos a las empresas.
  • Ahorro en la gestión de nóminas y en RRHH. Las empresas, sobre todo las grandes, dedican importantes esfuerzos a la gestión del personal, nóminas, formación, etc. Al contratar autónomos, básicamente reducen estos gastos a cero.

Como veís, desde el punto de vista del empresario, contratar a un autónomo son todo ventajas, o casi todo. Veamos los posibles incovenientes:

  • El autónomo probablemente tenga otros clientes y por lo tanto no tenga disponibilidad siempre que la empresa lo necesite.
  • Un autónomo suele tener unos honorarios superiores a los de un empleado por cuenta ajena. La razón es que el autónomo debe costearse sus seguros sociales y sus periodos sin trabajar.
  • Menor implicación. Es difícil que un autónomo tenga el mismo nivel de implicación y compromiso que un empleado interno, aunque eso no es siempre así.

De aquí, podemos sacar algunas conclusiones:

  • Las empresas en periodos de crisis están interesadas en reducir sus costes fijos al máximo y por lo tanto despedirán empleados fijos y contratarán autónomos.
  • El autónomo, debido a su trabajo inestable y a tener que cubrir por su cuenta las cuotas a la Seguridad Social pedirá una retribución mayor que lo que pediría un empleado por cuenta ajena.

Hay quien dice que en el futuro todos seremos autónomos. Yo no estoy de acuerdo con esta afirmación porque tener empleados da importantes incentivos a los empresarios y en tiempos de normalidad económica y con una legislación laboral equilibrada, la empresa puede beneficiarse de tener una plantilla de empleados fijos. Sin embargo, en tiempos de crisis todo indica que cada vez más Pymes y grandes empresas van a tirar de autónomos y quizá, aunque la situación económica mejore, nunca volveremos a la situación de décadas atrás donde había personas que trabajaban 40 años en la misma empresa.

Desde mi punto de vista, ser autónomos también tiene muchas ventajas: gran flexibilidad, autonomía, posibilidad de fijar tu propio salario, etc. Pero también supone incertidumbre (aunque no sé si más que ser cuenta ajena) y supone tener menos cobertura social que un trabajador por cuenta ajena. Además, nadie te paga las vacaciones ni tienes cesta de Navidad. Eso sí, si consigues unos buenos honorarios, te la podrás comprar con tu propio dinero :).

About these ads
2 comentarios
  1. Alexander permalink

    Gracias por el buen resumen. Otra ventaja es para aquellos que tienen altos costes de desplazamiento porque son desgravables.

    A corto plazo es una ventaja si trabajas y facturas 40h/semana a una sola empresa, pero cuando después de x meses o años la empresa ya no necesita tus servicios, te encuentras que de repente debes buscar clientes. Por lo tanto, la búsqueda o contactar clientes potenciales debería ser un trabajo contínuo.

    Según mi experiencia uno debe calcular su tarifa sobre unos 25 horas semanales facturables ya que el resto de horas uno debe dedicarse a buscar otros clientes, actualizar (in)formación y realizar tareas administrativas. Este número de horas puede variar según la profesión y la red de contactos que uno ya tiene.

    Aprovecho el post para denunciar la alta barrera de entrada para poder operar y facturar como autónomo: aprox. 255 €/mes de la seguridad social y una retención IRPF del 21% (además de unos 80€/mes para la gestoría). Si por ejemplo uno factura 1.000 euros en un mes, de estos quedan menos de la mitad (455 euros). No es de extrañar que los que pueden ganar unos cientos de euros al mes intenten hacerlo de negro.

    • Gracias Alexander por tus precisos comentarios. Completamente de acuerdo en lo absurdo de que un autónomo que acaba de empezar y sin ingresos tenga que estar pagando más de 250€ de seguridad social. Al igual que me parece absurdo que un emprendedor, por el simple hecho de ser Administrador de su empresa, tenga que ser autónomo tanto si la empresa factura como si no.

      Saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 104 seguidores