search instagram arrow-down

Deja tu correo electrónico para avisarte de mis nuevos artículos

Entradas recientes

angel maría animales aprender aprendizaje blog cambio clientes competencia constancia consumo creatividad desarrollo e-commerce ecología educación empleo emprendedor emprender emprendiendo emprendimiento empresa empresas enseñanza equipo escribir estrés evento felicidad filosofía foco fracaso frustración gestión hablar información inversión Lean startup libro libros lujo madrid medios de comunicación miedo motivación negociación negocios objetivos película pensar personal personas presentación proyecto psicología simplificar social sociedad sociología socios talento tienda timidez tonterías razonables trabajar trabajo Unikuo valiente valor veganismo vergüenza viaje vida video Web éxito

La constancia y la teoría de las 10.000 horas

Ciclistas entrenando

Hoy estaba pensando que tenía que escribir un artículo en el blog pero no se me ocurría ningún tema interesante sobre el que escribir. En ese momento, me he dado cuenta de la disciplina que me impongo a la hora de escribir en el blog y me he dicho: Ya tengo tema!! 🙂

La constancia, perseverancia, auto-motivación, tenacidad o incluso cabezonería son palabras más o menos sinónimas que seguramente sinteticen la clave del éxito en cualquier faceta de nuestra vida.

Hay una famosa teoría que me encanta y que saqué del libro “El talento está sobrevalorado” en el que el autor y editor de Fortune, Geoff Colvin, habla de “La teoría de las 10.000 horas“. Esta teoría dice que para convertirse en experto en cualquier materia hay que practicar al menos 10.000 horas, o lo que es lo mismo, 5 años practicando más de 5 horas todos los días.

En realidad no es tan “sencillo”, porque hay formas y formas de practicar o entrenar. Seguro que todos conocemos a personas con más de 20 años de experiencia en su trabajo que no son especialmente competentes en lo que hacen. Esto ocurre porque no practican/entrenan correctamente y por lo tanto, llega un momento en que no mejoran. Lo explicaré con un sencillo ejemplo:

Dos aficionados a correr entrenan durante 10 años 2,5 horas todos los días. Inicialmente los dos tienen la misma forma física, la misma constitución y el mismo material. 10 años después, el primero está compitiendo en los juegos olímpicos de Pekin, y el segundo lo hace en carreras amaters.

¿Qué ha ocurrido? ¿Por qué el primer corredor es mucho mejor que el segundo si ambos partían del mismo lugar y han entrenado el mismo número de horas?

La explicación es sencilla, el corredor olímpico se lo quiso tomar en serio y contrató a un entrenador de élite que le exigía al máximo todos los días. Le sacaba de su zona de confort y hacía que los entrenamientos fuesen un duro reto cada día. Cuando conseguía correr los 10.000 metros en un tiempo magnífico, el entrenador no estaba conforme y le forzaba a ir más allá. Practicaban técnicas concretas de carrera y ejercicios específicos para potenciar muscultura, para mejorar la flexibilidad, la resistencia…

Mientras tanto, el segundo corredor salía todos los días a correr y entrenaba el mismo número de horas. Sin embargo, corría por diversión y no tenía grandes expectativas. Le gustaba retarse a sí mismo para conseguir mejores tiempos, pero no se forzaba demasiado porque entonces ya no se divertía. Tampoco entrenaba técnicas específicas ya que no tenía conocimientos ni interés en hacerlo.

Creo que esta historia se explica por sí misma. Para ser un experto en algo:

  1. Hay que entrenar y practicar durante mucho tiempo (al menos 10.000 horas)
  2. Tienes que salir todos los días de la zona de confort. Si te resulta fácil, estás en tu zona de confort y llega un momento que ya no mejoras. .
  3. Hay que entrenar bien. No vale con correr, hay que entrenar de forma específica todos los aspectos de la carrera que te hacen ser mejor: fuerza, resistencia, técnica, mentalidad…

Sin duda, para conseguir todo esto tienes que tenerlo muy claro, desearlo mucho, tener mucha fuerza de voluntad y saber entrenar.

8 comments on “La constancia y la teoría de las 10.000 horas

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. patriciagm dice:

    Muy apropiado, al menos para mí, ahora que acabo de inaugurar mi nuevo blog.

    Cuando no tenga ganas de escribir o se me acabe la inspiración… leeré este artículo!! 😉

    Un beso

  3. vmbustillo dice:

    Patri, si te sirve de inspiración me alegraré mucho. Descuida, yo también recurriré a él de vez en cuando 😉

    Un beso

  4. ajuara dice:

    Buenísimo, Val. Muy inspirador.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s