search instagram arrow-down

Deja tu correo electrónico para avisarte de mis nuevos artículos

Entradas recientes

angel maría animales aprender aprendizaje blog cambio clientes competencia constancia consumo creatividad desarrollo e-commerce ecología educación empleo emprendedor emprender emprendiendo emprendimiento empresa empresas enseñanza equipo escribir estrés evento felicidad filosofía foco fracaso frustración gestión hablar información inversión Lean startup libro libros lujo madrid medios de comunicación miedo motivación negociación negocios objetivos película pensar personal personas presentación proyecto psicología simplificar social sociedad sociología socios talento tienda timidez tonterías razonables trabajar trabajo Unikuo valiente valor veganismo vergüenza viaje vida video Web éxito

¿Qué te preocupa?, ¡soluciónalo!

Preocupación de alejandro sosa

Fotografía de Alejandro Sosa

Hoy os voy a hablar de una práctica que me ha servido mucho en los últimos meses cuando he tenido momentos de bajón, ofuscamiento y confusión. La llamaremos la técnica del “¿Qué te preocupa?”.

Cómo sabéis los que sois emprendedores o los que tenéis emprendedores en vuestro entorno, los primeros meses de un proyecto son muy duros. Por lo general yo tengo muy buen ánimo y no me derrumbo fácilmente, pero soy humano y reconozco que he tenido momentos en los que me venían por todos lados y me llegué a ofuscar.

Ante una situación así, no se me ocurrió otra cosa que abrir un Word y escribir ¿Qué te preocupa? como título del documento. A continuación empecé a escribir de forma compulsiva las docenas de cosas que tenía en la cabeza y que me estresaban porque no sabía resolverlas o porque requerían una acción por mi parte que me resistía a tomar.

Este sería un ejemplo ficticio del documento:

¿Qué te preocupa?

No llegar a un acuerdo con mis socios sobre el asunto de la nueva ampliación de capital

No encontrar un diseñador para la nueva Web de la empresa

No pasar más tiempo con mi familia

Como véis, se trata de que soltéis todo lo que tenéis dentro sin reservaros nada. Es un ejercicio que no tiene porqué ver nadie más y es importante ser sinceros y volcarnos por completo.

Cuando ya no sepáis qué escribir es porque seguramente habéis terminado. Las cosas importantes saldrán automáticamente porque son las que tenemos en la cabeza con el “come-come” y son las que nos están generando estrés y, seguramente, parálisis.

El simple hecho de escribir lo que os preocupa os servirá de catarsis y os sentiréis algo mejor.

A continuación, lo que yo hago es, con otro color de letra, voy respondiendo una a una todas las cosas que me preocupan. No tendremos respuestas para todas, pero no pasa nada. Sigamos con el ejemplo de antes:

¿Qué te preocupa?

No llegar a un acuerdo con mis socios sobre el asunto de la nueva ampliación de capital

Convocar una reunión el martes para hablarlo con ellos y exponerles mis razones para hacerla.

No encontrar un diseñador para la nueva Web de la empresa

Buscar en linkedin y enviar un mail a mis socios esta misma tarde para que me ayuden con esa labor.

No pasar más tiempo con mi familia

Reservar la casa rural del pueblo para el próximo fin de semana y reservar las tardes para hacer cosas con ellos.

Fijaros en que las respuestas del ejemplo son concretas. Esto es importante porque la concreción elimina la incertidumbre, y la certidumbre elimina el estrés. Por lo tanto, cuanto más concretas sean las propuestas, más sencillo será quitarnos el estrés de encima.

Si para alguna de las preguntas no tenéis respuesta, poned simplemente que dedicarás 20 minutos a pensar en ello. Se trata de resolver las cosas. A veces no hay soluciones idóneas, pero hay que tomar decisiones porque si no, llega el estrés, la confusión y los agobios.

Por último, usa el documento como guía de acción. Verás como según vas tachando preocupaciones te quitas kilos y kilos de encima, prometido 😉

5 comments on “¿Qué te preocupa?, ¡soluciónalo!

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Francisco Muñoz de Bustillo dice:

    La idea de poner por escrito nuestras preocupaciones es buena y mejor todavía cuando se trata de cosas concretas. Algunas veces cuando las leo lo primero que pienso es ¿Como he podido preocuparme por esto? Otras veces, como cuando me preocupo por el hecho de que siendo los políticos unos bandarras, y lo peor es cuando son “los nuestros” ¿A quien votar? me cabreo mas al no encontrar que solución escribir.

    Lo de la frutería ya estuvo mas fácil y cualquiera de los dos “mottos” vienen al pelo, yo mismo, en mis lejanos tiempos como fotógrafo freelance, siempre busqué algo distinto que los demás no tuvieran, bien mi facilidad con el inglés para currarme a los americanos de la base, o el utilizar un segundo flash, cuando ello no era popular entre los pequeños “empresarios”

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s