search instagram arrow-down

Deja tu correo electrónico para avisarte de mis nuevos artículos

Entradas recientes

angel maría animales aprender aprendizaje blog cambio clientes competencia constancia consumo creatividad desarrollo e-commerce ecología educación empleo emprendedor emprender emprendiendo emprendimiento empresa empresas enseñanza equipo escribir estrés evento felicidad filosofía foco fracaso frustración gestión hablar información inversión Lean startup libro libros lujo madrid medios de comunicación miedo motivación negociación negocios objetivos película pensar personal personas presentación proyecto psicología simplificar social sociedad sociología socios talento tienda timidez tonterías razonables trabajar trabajo Unikuo valiente valor veganismo vergüenza viaje vida video Web éxito

¿De dónde saco la inspiración?

Inspiración

Fotografía de nickellsworth

A menudo tenemos que entregarnos a un trabajo creativo como escribir un artículo, hacer un nuevo diseño, o idear un modelo de negocio y nos encontramos secos. Llevo más de medio año escribiendo en el blog y, afortunadamente suelen venirme ideas sobre las que escribir, pero algunas veces, simplemente no llegan.

¿Qué hacer cuando no nos llega la inspiración?

Lo primero es no agobiarse. Si no estamos calmados es imposible que nos vengan buenas ideas porque nos bloquearemos. Si tienes tiempo, dar un paseo, hacer algo de deporte o tumbarte y relajarte, son actividades que pueden servirte para inspirarte. A veces es suficiente con poner la mente en otra parte y las ideas vendrán solas. Es un acto de fe, pero funciona.

Si no tienes tiempo y en una hora el jefe te ha pedido resultados, divide tu tiempo en tres fases claramente diferenciadas. Si dispones de 60 minutos haz lo siguiente:

Generación de ideas

Dedica los primeros 20 minutos a un brain storming. Apunta todo lo que te venga a la cabeza en un hoja, haz un mapa mental, dibuja. Si no tienes absolutamente ninguna idea, coge un diccionario o un libro cualquiera, ábrelo por una hoja y con los ojos cerrados marca palabras y ve apuntándolas. Relaciona estas palabras con tu trabajo, idea o proyecto. Verás que a partir de estas relaciones forzadas es probable que surjan nuevas ideas.

Desarrollo y estructura

Los siguientes 30 minutos dedícalos a filtrar y ampliar la información, a investigar y a estructurar las ideas. En este momento deberías tener el trabajo terminado pero con muchos flecos sueltos e imperfecciones.

Revisión

Por último, dedica 10 minutos a revisar el trabajo, eliminar lo accesorio y presentarlo bien .

Como veis, mi propuesta cuando no te llega la inspiración, es usar una metodología de trabajo muy estructurada. Este sistema nos permite poner nuestro cerebro en un modo distinto en cada momento (generación de ideas, desarrollo y estructura y por último, revisión). Este método funciona como una cadena de montaje. Si nos dicen que tenemos que fabricar un coche, la situación seguramente nos desborde. Sin embargo, si nos dicen que tenemos que coger 4 ruedas, anclarlas al chasis, montar el motor y pintar la carrocería, automáticamente nos parece una tarea más sencilla y nuestro cerebro se desbloqueará.

La mayoría de nosotros estamos entrenados para la segunda fase (desarrollo y estructura). Es lo que nos enseñan en el colegio y en la universidad, por lo que solemos estar preparados para ello. El problema es que solo le dediquemos tiempo útil a esta fase. Cuántos documentos sin revisar habré leído debido a esa manía patológica de no revisar lo que hacemos. Tampoco es muy habitual ver que las personas o equipos dediquen tiempo consciente y separado a la generación de ideas. Por más que se habla y se escribe mucho sobre las técnicas de brain storming, pensamientos lateral, etc. todavía no están instauradas en nuestra cultura de trabajo.

Con esto, quiero remarcar lo importantes que son la fase de creación de ideas y la de revisión. El resultado de dedicar tiempo exclusivamente a la fase de desarrollo y estructuración es, en el mejor de los casos, un artículo denso, poco original y tedioso o un diseño basto y sin originalidad.

5 comments on “¿De dónde saco la inspiración?

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. patriciagm dice:

    Completamente de acuerdo. En la universidad no hacían más que repetirnos que le dedicaramos, al menos, 15 ó 20 minutos del tiempo de examen a crear un esquelo con los contenidos que queríamos incluir y casi todo el mundo se lo salta a la torera porque lo considera una pérdida de tiempo. Sin embargo, ese pequeño esquema previo ayuda a evitar posibles olvidos vitales y, en ocasiones, te ayuda a sacar buenas calificaciones 🙂 Lo sé por experiencia…

  3. patriciagm dice:

    Comparto un enlace que me ha gustado y está relacionado con este tema:

  4. vmbustillo dice:

    Gracias Patri, lo conocía y es muy bueno. Recomendable!

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s