search instagram arrow-down

Deja tu correo electrónico para avisarte de mis nuevos artículos

Entradas recientes

angel maría animales aprender aprendizaje blog cambio clientes competencia constancia consumo creatividad desarrollo e-commerce ecología educación empleo emprendedor emprender emprendiendo emprendimiento empresa empresas enseñanza equipo escribir estrés evento felicidad filosofía foco fracaso frustración gestión hablar información inversión Lean startup libro libros lujo madrid medios de comunicación miedo motivación negociación negocios objetivos película pensar personal personas presentación proyecto psicología simplificar social sociedad sociología socios talento tienda timidez tonterías razonables trabajar trabajo Unikuo valiente valor veganismo vergüenza viaje vida video Web éxito

Enfócate, focaliza, enfócate y tendrás éxito

Enfócate
Imagen de jjjhon

Una de las cosas que estoy aprendiendo en mi experiencia como emprendedor es que hay que enfocarse en una o dos cosas, no más. Cuando tu empresa eres tú mismo o una pequeña pyme de tres o cuatro empleados, no te queda otro remedio que enfocarte en el núcleo de tu negocio si quieres llegar a algún sitio.

Incluso las grandes empresas han focalizado todos sus esfuerzos en una cosa:

Apple: Unos pocos productos de altísima calidad y diseño minimalista.

Inditex: Localización en los mejores lugares de las ciudades y alta rotación de sus prendas adaptándose a las tendencias cada semana.

Coca-Cola: Marketing y más marketing.

IKEA: Muebles de diseño para todos los públicos.

El rotundo éxito de estas compañías se debe a que han decidido hacer lo que mejor saben hacer y han dedicado todos sus recursos a ello. Incluso empresas de miles de millones de facturación pueden resquebrajarse si olvidan cuál es su negocio.

Por lo tanto, amigo emprendedor, tú, que como yo tienes una pequeña empresa y no puedes hacerlo todo bien, enfócate. Tómate tu tiempo para saber qué haces mejor que nadie, qué te apasiona y qué es rentable y persíguelo. Elimina lo supérfluo, Ten determinación y todo irá bien. Esto es a lo que Jim Collins le llama los tres círculos en su libro Empresas que sobresalen (GOOD TO GREAT).

Tres círculos

Si lo que haces no lo haces mejor que los demás, te aconsejo que te especialices más, que elijas un nicho de mercado menor. Por ejemplo, si te dedicas a vender zapatos, será difícil que vendas zapatos mejor que nadie. Sin embargo, es probable que puedas vender zapatos para corredores mejor que nadie. En segundo lugar, asegúrate de que vender zapatos de corredor es algo que te apasiona. Quizá no te encanten los zapatos para hacer footing, pero puede que seas como la gente de Zappos a los que les apasiona proporcionar un servicio excelente a sus clientes. Por último, mira a ver si eso que haces mejor que nadie y que te apasiona, además es rentable desde el punto de vista económico. Si tienes la suerte de que los tres círculos se superpongan, entonces a por ello, porque tienes muchas probabilidades de triunfar.

Para no perder el foco, os aconsejo una serie de hábitos que practico:

  • Pon por escrito cuál es la esencia de tu negocio y tenlo a mano
  • Escribe tus objetivos a medio, largo y muy largo plazo y revísalos para ver que no te estás desviando
  • Pregúntate a menudo qué cosas estás haciendo que no tienen que ver con tu negocio y deja de hacerlas
  • Haz algo todos los días para ser el mejor en lo que haces
  • Rodéate de gente crítica que te diga sin tapujos cuando estás perdiendo el norte
Muchos estaréis pensando: “Claro, qué fácil, pero ¿qué pasa si ya tengo una empresa y no cumple los tres círculos?“. Realmente no pasa nada. Simplemente es improbable que consigáis una empresa magnífica. Sin embargo, si tu objetivo es conseguir una empresa magnífica, identifica qué círculos no cumples y reorienta tu empresa. Un buen ejemplo de este cambio es el que tuvo lugar en Kimberly-Clark, una empresa papelera americana con más de 100 años de antigüedad. Fue una compañía mediocre hasta los años 60. Entonces, se dieron cuenta de que el futuro no estaba en la fabricación de papel y reconvirtieron su negocio a la fabricación de productos de cuidado personal (Klennex, pañales, etc.). Durante los años 70 y 80, Kimberly-Clark pasó de ser una más, a ser una gran empresa líder en su sector que creció 4 veces por encima del mercado.
Recuerda, enfócate, focaliza, enfócate y tendrás éxito.

4 comments on “Enfócate, focaliza, enfócate y tendrás éxito

  1. Pingback: Bitacoras.com
Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s