search instagram arrow-down

Deja tu correo electrónico para avisarte de mis nuevos artículos

Entradas recientes

angel maría animales aprender aprendizaje blog cambio clientes competencia constancia consumo creatividad desarrollo e-commerce ecología educación empleo emprendedor emprender emprendiendo emprendimiento empresa empresas enseñanza equipo escribir estrés evento felicidad filosofía foco fracaso frustración gestión hablar información inversión Lean startup libro libros lujo madrid medios de comunicación miedo motivación negociación negocios objetivos película pensar personal personas presentación proyecto psicología simplificar social sociedad sociología socios talento tienda timidez tonterías razonables trabajar trabajo Unikuo valiente valor veganismo vergüenza viaje vida video Web éxito

Reflexiones sobre la motivación

Reflexiones_sobre_la_motivación

Quiero compartir con vosotros una reflexión que me rondaba hoy por la cabeza:

“sin motivación, todo lo demás no importa.”

Hoy ha amanecido un día gris en Madrid, he dormido mal y nada de lo que tenía que hacer me apetecía. A veces cuando me ocurre esto dejo de trabajar un rato y hago algo que me ponga las pilas: voy a nadar, leo, me pongo música. Sin embargo, nada de eso me motivaba hoy. Ni siquiera me apetecía escribir.

Dada mi apatía, me he puesto a recoger la casa y entonces he empezado a darle vueltas al tema de la motivación. Mientras pensaba sobre ello, me he dado cuenta de que nada importa en esta vida si no estás motivado. Y al revés, cualquier cosa que nos motive puede ser divertida y podemos llegar a hacerla bien. Pensaba sobre las personas que tienen un equipo de trabajo y solo se centran en que produzcan y produzcan. ¡Y es lógico! El problema está en que la gente cuando tiene demasiada presión se desmotiva, y entonces, el mejor de tu equipo no será más que uno del montón.

La motivación lo es todo, el emprendedor es motivación en estado puro, un emprendedor sin motivación es una sombra. Creo firmemente que la capacidad de auto-motivarnos es la mayor virtud que podemos tener. El que encuentra la manera de motivarse durante el 90% del tiempo tiene las cosas muy fáciles. Digo el 90%, porque mañanas como la que yo he tenido hoy las tiene todo el mundo y es normal.

Motivación y productividad

¿Y qué hay de la productividad? ¿Es posible ser productivo sin estar muy motivado? Quizá sí, si tu trabajo es sencillo y rutinario. Yo podría comprobar un listado sin estar motivado y rendiría casi como otro que sí lo esté. ¿Y qué me dices de escribir una novela o analizar una solución de software? Os puedo asegurar que sin motivación, no se puede ser productivo haciendo tareas que requieren creatividad, análisis y esfuerzo.

Si esto es así y creo que casi todos me daréis la razón, ¿porqué no trabajamos más en conseguir motivarnos a nosotros mismos y a los demás?. Cuando trabajaba en Fraternidad Muprespa tenía un equipo de consultores y empleados. Cada uno de ellos tenía motivaciones distintas. Algunos querían desarrollar aplicaciones complejas y con la última tecnología, otros querían poder salir puntuales para aprovechar su tiempo libre, otros preferían tareas algo más sencillas y asequibles. Os aseguro que si hay algo a lo que dediqué esfuerzo y tiempo fue a intentar que todos estuviesen motivados. La diferencia entre un trabajador motivado o desmotivado puede ser, sin exagerar de un 500%. Lo triste es que me he cansado de ver a jefes que dedicaban todos sus esfuerzos a controlar, planificar, reunirse, resolver problemas técnicos pero que no dedicaban ni un 5% de su tiempo a intentar que su equipo estuviese contento, que se sintiese retado, que tuviese las herramientas adecuadas…

La pregunta más importante, ¿qué nos motiva?

Aquello que es un reto pero que no es demasiado complicado. Jugar contra un tenista de un nivel más bajo que el nuestro nos aburre. Hacerlo contra uno que juega mucho mejor nos frustra. Lo divertido es jugar con alguien que te hace esforzarte pero al que puedes llegar a ganar.

Lo que tiene una recompensa cercana en el tiempo. Uno de los problemas que tiene un jefe de proyecto que tienen entre manos un proyecto grande (1 o 2 años vista) es que resulta muy difícil mantener la motivación propia y la del equipo. Los humanos necesitamos recompensas cercanas en el tiempo para mantener la ilusión. Por eso hay que fijar hitos intermedios y celebrarlos para tener esas sensación de éxito cada poco tiempo.

Y si algo no me motiva, ¿qué hago?

Esto que os voy a decir, es muy personal, pero es lo que me funciona. Si algo no te motiva a los 5 minutos, insiste, si no te motiva a la media hora, tómate un descanso y vuélvelo a intentar en un rato. Si no, prueba al día siguiente. Si ni con esas… entonces es que no debes hacerlo, al menos no en ese momento.

Hay muchas técnicas para mejorar la motivación, pero no quiero alargarme así que si hay interés en el tema, otro día me explayaré.

Si te ha gustado el artículo, por favor, ayúdame a difundirlo en redes sociales. ¡Gracias!

4 comments on “Reflexiones sobre la motivación

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Arturo Ramos dice:

    Completamente de acuerdo, Val. La motivación es fundamental. Yo también me he encontrado con responsables de proyectos que no dedicaban ni un segundo a motivar a su equipo o no lo motivaban como el equipo esperaba.

    He vivido la presión de proyectos que deben cumplir unas fecha “inamovibles”, como la mayoría, y, en el que los responsables elegían una de las siguientes soluciones:

    Caso 1:
    El proyecto va con retraso y los responsables, alquilan una sala en el hotel cuatro estrellas frente a la oficina y te dicen:
    – “Esto es lo que hay: vamos mal de tiempo y tenemos que dar un empujón durante los fines de semana de los próximos dos meses y no voy a negociarlo”.
    El equipo se calla y refunfuña porque, en el mejor de los casos, puedes (nadie te lo asegura) tener una buena subida al año siguiente.
    Y, tras veinte minutos de reunión en el hotel, cruzas la calle y vuelves a la oficina a las 19h, porque “aún no has trabajado hasta que no puedas avanzar más durante ese dia”. Y llevas haciéndolo meses!

    Caso 2:
    El proyecto va con retraso, pero hay un hueco en la agenda para hacer una revisión de tu trabajo, orientarte en tu carrera profesional y transmitirte en qué se va a basar la empresa para evaluarte en tu próxima subida (Genial una oportunidad de comunicación sincera y motivada!):
    – “¿Estas contento con tu puesto en el equipo?”
    – “Bueno, si pero no del todo” – Contestas
    – Por qué? Imagino que lo que quieres en tu carrera profesional es ascender a Senior, Gerente,…? Y aquí tienes mucha cancha para eso.”
    – Si, pero además lo que quiero es hacer mi trabajo bien, feliz y contento y teniendo la seguridad de que tenemos una estimación realista en la plani de hitos y tareas. De esta forma, poder salir un día de la oficina sin tener la sensación de estar cometiendo un crimen al abandonar mi puesto de trabajo a las 20h de la tarde para ir al dentista. Y, hasta ahora, llevamos haciendo “un esfuerzo final” durante los últimos 5 o 6 meses y todo el equipo está cansado de trabajar 12 horas diarias.
    – Tu no lo entiendes, es más complicado de lo que crees.
    – Bueno, pues explícamelo.
    – ¿Tu crees que haces bien tu trabajo?
    – Si – Aseguras.
    – Pues nosotros también.
    Te quedas perplejo y, tras varias semanas intentando defenderlo en diferentes ocasiones, sin ningún éxito, ni tan siquiera un atisbo de intento de otro tipo de motivación, tienes que elegir: sus reglas o las tuyas. Lamentablemente, te sientes frustrado y, aunque no lo quieras, lo transmites a las personas de las que eres responsable.

    Yo, personalmente, en estos casos, me doy una vuelta de 20 minutos, me relajo y me digo, Arturo, esto tienes que cambiarlo. El problema es que a menudo, tardo bastante en reaccionar y tomar una decisión. Tengo que trabajar en ello. Espero que, en mis aventuras futuras, pueda aplicar la cultura Facebook o Zappos (Delivering Happiness)

    Un saludo!

    1. vmbustillo dice:

      Arturo, muchas gracias por tus sinceros comentarios. Todos los que hemos trabajado en consultoras o empresas con esa filosofía entendemos perfectamente de lo que hablas.

      Un abrazo.

  3. Carol dice:

    “El emprendedor es motivación en estado puro.” Me encantó esta frase!!! Nunca lo había pensado, pero es cierto. A veces es esa misma motivación que te lleva a tus mayores éxitos.

    Hay un nuevo software que ayuda a motivar a los empleados. Los invito a conocerlo:
    http://www.workmeter.com

    Sds.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s