search instagram arrow-down

Deja tu correo electrónico para avisarte de mis nuevos artículos

Entradas recientes

angel maría animales aprender aprendizaje blog cambio clientes competencia constancia consumo creatividad desarrollo e-commerce ecología educación empleo emprendedor emprender emprendiendo emprendimiento empresa empresas enseñanza equipo escribir estrés evento felicidad filosofía foco fracaso frustración gestión hablar información inversión Lean startup libro libros lujo madrid medios de comunicación miedo motivación negociación negocios objetivos película pensar personal personas presentación proyecto psicología simplificar social sociedad sociología socios talento tienda timidez tonterías razonables trabajar trabajo Unikuo valiente valor veganismo vergüenza viaje vida video Web éxito

¿Siempre quieres tener la razón? No eres un buen negociador

Tener la razón

Querer tener la razón casi siempre va en contra de nuestros objetivos. ¿Nunca te lo habías planteado así?

Cuando alguien está convencido de que tiene la razón sobre un asunto, llevarle la contraria suele tener un efecto negativo. Esa persona se identifica con su pensamiento y el hecho de que tú se lo desmontes le hace sentir que peligra su identidad. Por lo tanto, se aferrará a su razonamiento hasta el final, aún cuando sepa que no tiene razón. En una negociación, llevar la contraria a la otra parte es una manera muy sencilla de que se cierre y nunca lleguemos a un acuerdo.

Ahora preguntémonos de qué nos sirve tener la razón. ¿Nos sentiremos mejor? Es probable, aunque si eso supone que la otra parte quede resentida, finalmente tampoco nos sentiremos bien. Además, es probable que el otro quede “herido” y sea menos colaborador a partir de ese momento. No le des mayor trascendencia, el tener la razón es un alimento para nuestro ego, nada más. Obviamente, si el error del otro puede llevar la negociación por un mal camino o pueden cometerse errores importantes, tendremos que buscar la forma más diplomática posible para que el otro se dé cuenta. A veces, bastará con facilitarle las cosas para que él mismo llegue a la conclusión correcta. Otras veces, la intervención de un tercero puede ayudar.

Otorgarle la razón a alguien sobre un tema trivial (independientemente de que la tenga), es un importante arma de negociación que no debemos desdeñar. Además, llegarás a disfrutar haciéndolo cuando te des cuenta de que estás por encima de tu ego y que las personas que te rodean están más a gusto contigo.

Imagen de GViciano

4 comments on “¿Siempre quieres tener la razón? No eres un buen negociador

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Francisco Muñoz de Bustillo Ayuso dice:

    Una vez mas tengo que darte la razón…y aprender un poquito mas.

    Recientemente, en mi calidad de presidente de nuestra comunidad de vecinos, he procedido tal cual machacando al contrario que lógicamente acusó el rejón y se puso de uñas.

    La próxima vez, que la habrá, le voy a dejar ganar y creo que será mejor para los dos o al menos para una convivencia mas tranquila

    1. vmbustillo dice:

      Gracias por ilustrarnos con un caso práctico! 🙂

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s