search instagram arrow-down

Deja tu correo electrónico para avisarte de mis nuevos artículos

Entradas recientes

angel maría animales aprender aprendizaje blog cambio clientes competencia constancia consumo creatividad desarrollo e-commerce ecología educación empleo emprendedor emprender emprendiendo emprendimiento empresa empresas enseñanza equipo escribir estrés evento felicidad filosofía foco fracaso frustración gestión hablar información inversión Lean startup libro libros lujo madrid medios de comunicación miedo motivación negociación negocios objetivos película pensar personal personas presentación proyecto psicología simplificar social sociedad sociología socios talento tienda timidez tonterías razonables trabajar trabajo Unikuo valiente valor veganismo vergüenza viaje vida video Web éxito

¿Es posible cambiar tu carácter?

Cambia tu carácter

¿Es posible cambiar tu carácter?

Esta es una pregunta que me llevo haciendo desde hace muchos años. Yo tengo un carácter bastante marcado, algunos dirían que fuerte, y hace tiempo que trabajo en modificar las cosas que no me gustan. Cuando hablo de esto con otros amigos la mayoría piensan que cambiar el carácter es imposible. Se puede moldear o suavizar un poco, pero no cambiarlo completamente. Yo ya había dado esa afirmación como verdadera, pero de repente, me he leído un libro y mi punto de vista ha cambiado. El libro es Deja de ser tú de Joe Dispenza. La verdad es que cuando lo empecé a leer me pareció una chorrada de libro porque justificaba mediante la teoría cuántica que cualquiera de nosotros podíamos cambiar la realidad del mundo. Tal y como lo cuenta, me parecía que no daba pruebas ni explicaciones convincentes para afirmar algo tan “mágico”. Sin embargo, seguí leyendo y el libro empezó a interesarme. A partir del segundo capítulo el autor empieza a explicar cómo el cerebro interactua con el cuerpo, cómo se producen las emociones, cómo las emociones refuerzan nuestros pensamientos, etc. Y todo esto explicado científicamente de una manera convincente y sencilla. Después de leer buena parte del libro, quiero leer más sobre el tema para corroborar su teoría, pero me ha parecido bastante reveladora.

Joe Dispenza nos dice que podemos ser otros. Sí, que podemos cambiar por completo nuestra personalidad gracias a la capacidad que tenemos para activar unos genes y desactivar otros a través del pensamiento y la creación de hábitos que reprogramen nuestro cerebro y cambien las sustancias químicas que produce nuestro cuerpo y que son las que nos provocan las emociones.

Durante toda nuestra vida hemos ido automatizando una serie de comportamientos que conforman lo que llamamos carácter.  Si desde que tienes uso de razón te has comportado como un histérico cuando ves un insecto, entonces dices que tienes miedo a los bichos. Tu cerebro más primitivo ha aprendido a que cuando ves un bicho debes reaccionar haciendo aspavientos y corriendo. En mi caso, siempre he actuado con ira e irritación cuando me pasa algo con el coche: un conductor imprudente se cruza, una señora impaciente me pita sin razón, alguien se pega a mi culo en la autopista. Ese tipo de cosas me hacen saltar como un resorte. Es una reacción casi inconsciente,  antes de que lo pueda pensar, ya he pitado y estoy soltando improperios. Este proceso aprendido está grabado a fuego en mi estructura neuronal. Por supuesto, no me gusta ser así, preferiría que nada me afectase y que cuando me ocurren estas cosas, simplemente las dejase pasar.

¿Cómo cambiarlo?

Todo empieza siendo consciente del hecho. Cuando reaccione así, debo observar mi comportamiento, y no solo eso, debo observar mis emociones. ¿Cómo se siente mi cuerpo?, ¿se han tensado mis músculos del cuello?, ¿me he acalorado? Como por arte de magia, el hecho de observarte a ti mismo y tus reacciones hace que la emoción y el pensamiento desaparezcan poco a poco. Como soy una persona razonable, me doy cuenta de que lo que estoy haciendo no me ayuda si no todo lo contrario. Gracias a esto, a los pocos segundos me encuentro tranquilo y mi ira ha pasado.

¿Pero cómo conseguir que no se repita la próxima vez?

Hay que cambiar la estructura mental causa-efecto y para ello hay que modificar la respuesta de forma sistemática. La próxima vez que me ocurra debo hacerme consciente del hecho antes y por lo tanto el estado de irritación pasará antes. Puedo sustituir el pensamiento negativo tipo: “Menudo capullo, algún día se va a matar en cualquier esquina” por: “Quizá tenga una emergencia y por eso va tan deprisa, quién no ha corrido alguna vez” o por “Pobre, ¿no se da cuenta de que así no se puede disfrutar del viaje?“. Como no podemos pensar en dos cosas al mismo tiempo, al sustituir un pensamiento negativo por otro compasivo o positivo, nuestra estructura mental empieza a cambiar. No, no cambia de un día para otro :). Piensa que si has actuado 15 años de una misma forma, no puede cambiarse de un día para otro. La repetición es la clave. Cuando consigues automatizar este ejercicio provoca un efecto muy positivo de refuerzo, ya que te das cuenta de que has conseguido cambiar algo que hasta ahora pensabas que era imposible y que te hacía sentir fatal.

Este es solo un ejemplo de un rasgo de carácter que puedes modificar, pero no hay nada que no puedas hacer. En los últimos años, los científicos se han dado cuenta de que el cerebro es mucho más flexible de lo que pensábamos. Antes se creía que era muy difícil hacer cambios en él después de la niñez, ahora sabemos que los cambios siempre son posibles, pero se requiere una alta dosis de autoconsciencia y de voluntad para conseguir invertir hábitos que llevamos repitiendo durante años.

Evidentemente, no todo el mundo tiene la misma capacidad para cambiar. Si eres una persona de ideas y hábitos fijos, que toda la vida has hecho y pensado lo mismo lo tienes más difícil que aquel al que le guste mucho leer, viajar, conocer gente nueva y probar nuevas experiencias. Si eres de los segundos, tu cerebro estará habituado al cambio y tus estructuras mentales serán más flexibles ya que continuamente están cambiando.

Ahora no tenemos excusa para cambiar aquellas cosas que no nos gusten. Ya no vale el “es que yo soy así“, “es que no lo puedo evitar“. Con voluntad y las adecuadas herramientas sí que se puede cambiar, ¡probadlo!

17 comments on “¿Es posible cambiar tu carácter?

  1. Alexander dice:

    Yo, sinceramente, no creo que es posible cambiar el carácter (en el sentido forma de ser), pero sí el comportamiento, por ejemplo con el método de sustitución de pensamientos como describes.

    Estoy totalmente de acuerdo con que viajar y vivir nuevas experiencias nos abre más la mente. Quedarte siempre en la zona de confort y vivir con hábitos fijos mata el pensamiento reflexivo.

    Un saludo

    1. vmbustillo dice:

      Alexander, yo pensaba como tú, pero ¿qué es el carácter si no un comportamiento repetido y aprendido desde que éramos niños? Mi nueva postura sobre este tema es que se puede cambiar el carácter, pero no es algo de días ni probablemente de meses, es un trabajo sistemático de mucho tiempo y mucha conciencia puesta en el cambio específico que quieras realizar.

      Gracias por tu comentario!

      1. Alexander dice:

        Creo que diferenciamos en lo que entendemos por carácter. Yo lo considero un conjunto de características grabadas en el ADN, este es inalterable e impone limites, por ejemplo en las capacidades físicas, mentales o de adaptación (por nombrar unos pocos). Pero soy un ignorante total en esta área 😉

      2. vmbustillo dice:

        Yo tampoco soy un experto en genética, pero por lo visto, los últimos descubrimientos científicos nos indican que los genes nos predisponen, pero no nos predeterminan, es decir, que tú por tener un código genético puedes tener más predisposición a ser tímido, pero tu entorno pueden hacer que acabes siendo una persona extrovertida.

  2. Francisco Muñoz de Bustillo dice:

    Mira por donde a lo mejor me apunto. 86 años pueden ser un reto para ver logro cambiarme, un poquito, antes de que pasen otros 86. Sin prisa pero sin pausa…aunque a lo mejor me olvido de lo que estaba intentando cambiar.
    Un abrazo del abuelopaco

    1. vmbustillo dice:

      Jaja, conociéndote, tú puedes hacerlo, seguro 🙂
      Un abrazo.

  3. Paco dice:

    Gracias por continuar esa línea reflexiva tan positiva. Todo pensamiento o acción positiva que se vierte hacia afuera influye de forma positiva, aunque se transmita de forma virtual. La bondad y la humanidad son como bolas de nieve. La maldad también. Por eso la indiferencia, la apatía, el pasotismo y el “apoliticismo” son inaceptables.
    Un abrazo

  4. D. dice:

    Este libro, es uno de lo mejores que he tenido el placer de encontrar y leer, aun no lo he terminado, pero Joe Dispenza ha hecho un excelente trabajo de compilacion de la mejores ensenanzas de la Era Quantica , mensajes canalizados y los nuevos descubrimientos cientificos.

  5. Miguel Angel Garcia Olivares dice:

    M.A.G.O. Estoy de acuerdo, el autoanálisis es fundamental para cualquier cambio como pudiera ser de forma productiva o no, pienso que lo que se menciona respecto al ADN, son las características por las cuales nos constituimos y es cierto que pudiéramos tener limitantes sin embargo no podemos definirnos por ciertos patrones de conducta y responsabilizarlos como un tope de nuestro razonamiento y nuestra voluntad. Saludos

  6. RAMON GILABERT dice:

    Vi solo de pasada a Joe cuando vi el reportaje Y tú que sabes pero el tema de las creencias lo abordé gracias sobretodo al libro de Gregg Braden El poder curativo de las creencias, entre otros trabajos de otros autores como Wayne Dyer, Bruce Lipton, Deepak Chopra, Enric Corbera, Victor Brossa, Xavier Guix…Conozco el contenido del libro gracias a descargas de audio en ivoox y ver algunos de sus videos en la red. Lo importante es que gracias al deseo de conocerme a mi mismo creé un estado mental propicio para la autoconciencia, ese deseo me llevó a la repetición en mi mp3 de conferencias, liberar mis potencialidades ,experimentar con lo que asimilaba desde donde estaba, constantemente intentaba buscar y encontrar resuestas a mis preguntas interiores…surgian respuestas pero inmediatamente surgían nuevas y más profundas preguntas.
    Hoy en dia hará ya más de tres años que no tomo mis 7 pastillas que me tenían asignadas para el trastorno bipolar, y sin los efectos secundarios y la mente más serena esrtoy mucho mejor. Pasados unos años ya no me creí las historias de mi psiquiatra de que si no tomaba la medicación iría todavía a peor. Vaya Sanbenito que tenía colgado. Tengo a la psiquiatra y los médicos de cabecera perplejos pero ahí estoy, tirando p´alante. Apenas he cambiado nada de mi entorno, pero ha cambiado mi manera de percibir el mundo. Para mi es válida la frase “no puedo cambiar nada del mundo pero si yo cambio, todo cambia”. Aunque todavía me queda mucho por aprender y vencer resistencias doy por más que buena la desprogramación que pretenden todos estos autores y la que me estoy autoaplicando. Me gusta la frase de Jung “prefiero ser un ser completo antes que ser una persona buena” y gracias a la liberación del subconsciente y al cambio de percepción de una realidad más profunda esto es posible. Este breaking the habit of being yourself lo interpreto como los Pink Floyd dirían “otro ladrillo en el muro” para el paradigma de la protoevolución de la Conciencia. Como he aprendido a pensar a partir de los contrarios a raíz de mi “supuesta” enfermedad bipolar me hago mis preguntas y digo: ¿qué vendrá, y como decía Heráclito, que todo cambia… después de interpretar que vivimos en un Universo holográfico? Primero deberemos tener claro y haber pasado por el aprendizaje del nuevo paradigma.

  7. Ricardo dice:

    El Carácter no cambia, la conducta puede cambiar, el carácter se adapta, ya que es un conjunto genético, pondré un ejemplo sencillo: un pez que vive en el mar (agua salada) se le cambia a un río (agua dulce) donde los climas son diferentes, la temperatura y la misma agua, el pez se podría adaptar pero no cambiaría su forma ni su color, tan solo se adapta.

    Hoy por hoy muchos van creyendo en libros de muchos que promueven solo autoayuda, Joe Dispenza debería usar sus conocimientos de neurociencias en investigar cosas que realmente conoce, pero como digo el carácter es algo innato, de hecho carácter significa impresión o sello, es algo que no cambia.

  8. Alberto dice:

    Los genes predisponen, no determinan. A mi parecer el carácter puede ser modificado debido a la flexibilidad que tiene el cerebro humano. Estoy de acuerdo que muchos libros de autoayuda pintan el escenario de un modo fantasioso en cuanto a modificar y cambiar el carácter; no están del todo errados, sin embargo, es un largo camino de modificación de hábitos que muy pocos consiguen obtener, donde el éxito está en la repetición, autocontrol, compromiso y sobretodo perseverancia.

    1. vmbustillo dice:

      Estoy de acuerdo Alberto, una cosa es que algunos libros no sean 100% científicos, pero eso no significa que en el fondo tengan razón.

      Gracias por tu comentario.

  9. Ubi Dubium dice:

    Parto de la base que no somos peces, y no hablamos de condiciones físicas de adaptación al medio, posiblemente si me llevaran a vivir al polo norte sin ropa adecuada, de seguro que ni me adaptaría ni viviría para contarlo.
    Creo que he desarrollado en los ultimos meses más capacidad critica y eso me ayuda a quitar límites en aquello que quiero conseguir si creo que lo necesito. El carácter no creo que esté solo en el ADN si no que se forja a través de las experiencias y forma sellos e imprentas como dice el compañero. Los génes otorgan predisposición pero no son determinantes.
    Hacemos un trato, he acabado el libro, pienso ponerlo en marcha a la vuelta de vacaciones, espero poder contaros si es o no cierto.
    Un saludo

    1. vmbustillo dice:

      Gracias Ubi, espero que a la vuelta de tus vacaciones nos cuentes cómo te ha ido 🙂
      Saludos!

  10. Rosa dice:

    Entiendo que, como tú dices, se puedan cambiar ciertos actos aprendidos o hábitos que conforman el patrón de tu carácter. Pero cambiar tu carácter por completo, es decir, todas las emociones que te comportan esos actos aprendidos o hábitos y cómo te afectan me parece absolutamente imposible. Puedes intentar cambiar la manera en que las exteriorizas pero no la manerra en que las interiorizas, en mi humilde opinión.

  11. Jesus dice:

    Estoy de acuerdo en la mayor parte,por propia experiencia sí modifique mi conducta a través del razonamiento posterior a la conducta,era como verte a ti mismo actuar y posteriormente sin proponértelo analizar según tu sentido común lo anterior, verdad que intervienen muchos factores en filtrar lo que para tu razonamiento es lo mas cercano a tu verdad,así creo que poco a paco se forma una manera muy particular de vivir en paz con uno mismo creyendo y comprendiendo a los demás,La Paz interior que me lleva a disfrutar de las cosas cotidianas que el día día llevo,no conozco la soberbia la ira y un ramillete de que por desgracia poseemos gran parte de los humano,y no es porque no me haya cruzado con ella,es porque me enfrente,la razone y la enterré fuera de mi,si alguna vez una pincelada aparece,me digo a distancia,es cosa humana sin darle la más mínima importancia,y la verdad es que un servidor de estas cosas soy un aprendiz.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s