search instagram arrow-down

Deja tu correo electrónico para avisarte de mis nuevos artículos

Entradas recientes

angel maría animales aprender aprendizaje blog cambio clientes competencia constancia consumo creatividad desarrollo e-commerce ecología educación empleo emprendedor emprender emprendiendo emprendimiento empresa empresas enseñanza equipo escribir estrés evento felicidad filosofía foco fracaso frustración gestión hablar información inversión Lean startup libro libros lujo madrid medios de comunicación miedo motivación negociación negocios objetivos película pensar personal personas presentación proyecto psicología simplificar social sociedad sociología socios talento tienda timidez tonterías razonables trabajar trabajo Unikuo valiente valor veganismo vergüenza viaje vida video Web éxito

¿Producto Interior Bruto o Felicidad Interior Bruta?

Producto interior bruto o felicidad interior bruta

Últimamente está en boca de todos nosotros lo que ha caído el consumo en los últimos años y cómo volver a recuperar el nivel de hace 5 años. Políticos, economistas y empresarios se devanan los sesos para dar con las fórmulas de la recuperación. Es curioso como a veces pasamos horas y horas intentando solucionar un problema, y de repente, nos damos cuenta de que el problema que estamos intentando solucionar es el problema equivocado.

Pensemos por un momento de forma global: ¿es un problema que la gente se plantee comprar menos cosas innecesarias?, ¿que no cambiemos de coche cada 3 años?, ¿que no tengamos dos casas?, ¿que no renovemos todos los años nuestro vestuario?, ¿es un problema cojamos menos el coche? Puede que si se lo planteamos individualmente a varias personas, nos respondan que sí, que les gustaría poder coger el coche todos los días para ir a trabajar pero que no se lo pueden permitir, o que hace más de 3 meses que nos se compran ningún modelito nuevo, o que ya no puede salir fuera todos los fines de semana.

Ahora analicémoslo de forma global: la compra de coches nuevos se ha reducido a la mitad en los últimos años, ¿era necesario cambiar el coche cada 3 años? Rotundamente no. ¿Era necesario tener un 4×4 que consumiese 15 litros para ir por Madrid? Rotundamente no. ¿Era lógico endeudarse para tener 2 coches? Tampoco. Y en cuanto a la ropa, yo llevo un año sin comprarme prácticamente nada, entre los regalos de Reyes y alguna prenda puntual que me compro por que se me estropean otras, no me ha hecho falta. Ni a mí, ni a nadie. Sin embargo, mucha gente compra ropa para terminar con su ansiedad, o para sentirse más segura, pero la ropa es solo un disfraz, te puede ayudar puntualmente, pero no resolverá tu ansiedad ni tu inseguridad. ¿Y qué me decís de los viajes? Sí, todos viajábamos fuera de España todos los años, conozco a gente que al menos 6 o 7 veces al año. ¿Es eso normal? Probablemente no.

Sin embargo, nuestro actual sistema económico, solo puede sustentarse con un crecimiento constante, y por eso nos incitan a comprar y comprar como si eso fuese a solucionar nuestros problemas y los del país. Mi opinión personal es que el crecimiento continuo es una falacia, el planeta no lo puede resistir, y para que unos puedan disfrutarlo, otros lo tienen que sufrir. Un ejemplo ilustrativo son los vertederos de basura tecnológica de países tercermundistas donde se depositan millones de toneladas de chatarra de ordenadores y otros aparatos. Haceros una pregunta, ¿os parece lógico que haya cosas que cuestan tanto trabajo y sean tan baratas? Si un jersey que lleva varios días fabricarlo cuesta 5 euros es porque probablemente se ha fabricado en la otra punta del mundo con mano de obra barata y probablemente en una situación laboral precaria.

Lo que ocurre es que no somos conscientes de lo que supone fabricar las cosas que compramos, y tampoco somos conscientes de lo que supone desecharlas. Toda la basura que generamos, tiene que ir a algún sitio. Si cambiamos de TV cada 2 años, la vieja tiene que estar en algún lado. Eso significa que hemos consumido muchos recursos para producirla (más de los que pensamos) y que además, vamos a ensuciar nuestro medio ambiente tirándola a los 2 años.

El problema no es que consumamos menos, el PROBLEMA es que las grandes empresas han creado una sociedad pensada para enriquecerse con el consumo desenfrenado, y ahora resulta que si somos personas cuerdas y reducimos ese consumo enfermizo, la economía del país se ve afectada. Y encima, tenemos que sentirnos culpables por no consumir.

Sinceramente, creo que todos debemos reflexionar sobre este tema y darnos cuenta de que EL PLANETA ES FINITO y que por lo tanto, nuestra economía debe ceñirse a ese principio SIN EXCEPCIÓN.  Nuestro modelo económico y por lo tanto nuestros hábitos de consumo deben guiarse por los principios de cercanía (consumir productos locales), necesidad (consumir aquello que necesitamos, no lo que nos hacen pensar que necesitamos), sostenibilidad (producir respetando el planeta) y ética (la economía debe estar al servicio de las personas, no las personas al servicio de la economía).

Lo más positivo de este artículo es que todos podemos empezar ya mismo a cambiar las cosas. Podemos plantearnos si todo lo que compramos es necesario, comprar producto local en vez de extranjero, usar artículos reciclables, reparar en vez de tirar, comprar nuestros alimentos en lugares donde nos aseguren que se respeta el medio ambiente y a los animales, ser más creativos en nuestro ocio y no dar por sentado que sin dinero no se puede hacer nada.

¿ Queréis que aumente nuestro PIB o nuestra FIB (Felicidad Interior Bruta)?

2 comments on “¿Producto Interior Bruto o Felicidad Interior Bruta?

  1. Buen post acerca de un problema enorme.

    Cada sociedad evoluciona muy lentamente, y en la mayoría del mundo occidental, la inercia sigue empujando a la mayoría a buscar la felicidad en la posesión de cosas.

    Por suerte, parece que existe un patrón claro: el espejismo no dura para siempre. Tarde o temprano, te das cuenta que consumir de manera irracional no te hace feliz y allí es cuando el cambio puede empezar a darse.

    La duda es si el planeta aguantará lo suficiente hasta que las sociedades que están entrando en la era del consumismo (China, Brasil…) y las que todavía están en ella (mayor parte de USA, mayor parte de Europa) lleguen a este punto de inflexión.

    Un saludo a todos,

    Cesc.

    PD: Por si alguien tiene interés, en este post de mi blog explicó en mayor profundidad este fenómeno: http://cescvilanova.com/a-quien-vendes/

    1. vmbustillo dice:

      Gracias Cesc por tu comentario, ahora mismo me leo tu artículo.

      Saludos.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s