search instagram arrow-down

Deja tu correo electrónico para avisarte de mis nuevos artículos

Entradas recientes

angel maría animales aprender aprendizaje blog cambio clientes competencia constancia consumo creatividad desarrollo e-commerce ecología educación empleo emprendedor emprender emprendiendo emprendimiento empresa empresas enseñanza equipo escribir estrés evento felicidad filosofía foco fracaso frustración gestión hablar información inversión Lean startup libro libros lujo madrid medios de comunicación miedo motivación negociación negocios objetivos película pensar personal personas presentación proyecto psicología simplificar social sociedad sociología socios talento tienda timidez tonterías razonables trabajar trabajo Unikuo valiente valor veganismo vergüenza viaje vida video Web éxito

Meditar y estirar para una vida mejor

Estirar y meditar para una vida mejor

Hoy quiero hablaros de dos de los hábitos que he incluido en mi rutina últimamente.

Desde que tengo uso de razón siempre he tenido molestias de cervicales y cuello. Seguramente a muchos de vosotros os ocurre lo mismo  porque el trabajo de oficina nos obliga a estar horas y horas delante del ordenador con la posición del chepudo y eso señores, no es bueno 🙂

Antes, cuando no podía más, me gastaba 40€ y mi fisio me dejaba como nuevo, al menos las primeras 48 horas, porque después, volvía a estar igual. Todo empeoraba con la tensión y el estrés, y llegaban a formárseme nudos en la espalda como pelotas de beisbol. Como últimamente mis condiciones económicas no me permitían ir más al fisio, le pregunté qué ejercicios podía hacer para mejorar mi situación. Con 6 o 7 sencillos estiramientos, salí de la consulta y me puse a practicarlos todos los días. Son pocos, así que no me llevan más de 5-10 minutos. Como trabajo en casa, a veces cuando hago una pausa para descansar, echo la colchoneta del Decathlon al suelo y me pongo a ello. Es genial, porque me sirve para desconectar y me deja como nuevo. Como me gusta hacerlo y me deja tan bien, llevo varios meses que no perdono ningún día. Y os preguntaréis, ¿te ha servido para algo? Pues sí, estoy infinitamente mejor que antes, a veces tengo molestias, pero ya no se me hacen nudos ni tengo dolores agudos como antes. Para más INRI, he mejorado mucho mi flexibilidad y me siento mejor con mi cuerpo. La tendinitis del hombro casi ni la noto, en fin, que hace años que debería haberme puesto con ello.

A continuación podéis ver la tabla de estiramientos que hago todo los días (por si os sirve de referencia). En la página www.estiramientos.es podéis ver docenas de estos ejercicios y haceros vuestra tabla personalizada.

Tabla_de_estiramientos

El segundo hábito que hace tiempo que vengo practicando casi todos los días es la meditación. No penséis que me paso 1 hora meditando debajo de un árbol ni nada parecido, reconozco que todavía no he alcanzado la disciplina necesaria. Sin embargo, casi todos los días dedico entre 5 y 15 minutos a meditar. No es muy ambicioso, pero creo que es suficiente para la mayoría de nosotros, y a pesar de ser poco tiempo, los beneficios se notan, y mucho.

Lo primero que hay que hacer es desmitificar la meditación. No es algo complicado ni se trata de poner la mente en blanco. La mayoría de la gente que no la practica es porque tiene una expectativas tan altas que se frustra si no consigue poner la mente en blanco o no puede pasarse media hora en la postura del loto. Para empezar yo os recomiendo algo sencillo:

  1. Busca un lugar donde te encuentres a gusto y donde puedas tener 15 minutos de tranquilidad.
  2. Siéntate o ponte con las piernas cruzadas. Es importante estar cómodo pero no tanto como para dormirse.
  3. Cierra los ojos o mantendlos en un punto fijo. A mí me funciona mirar la llama de una vela.
  4. Relájate y respira profundamente hasta que tu mente se vaya aquietando (entre 2 y 5 minutos).
  5. Concéntrate en la respiración, hazlo cada vez más despacio y siente como fluye el aire (entre 5 y 10 minutos).

No hay más, no es difícil y todos lo podemos hacer. Hay muchas formas de meditación, pero esta es sencilla y no requiere mucho tiempo ni condiciones especiales (salvo estar libre de interrupciones). Es importante tener en cuenta que durante la meditación pensaréis en cosas, y eso está bien, no hay porqué preocuparse porque nos pasa a todos. Es clave no dejarse llevar por estos pensamientos, sino, dejarlos que se vayan. Cuando os deis cuenta de que perdéis el foco en la respiración, volved a ella, hacedlo tantas veces como sea necesario. Normalmente, con el paso de los minutos, os iréis relajando y las interrupciones mentales irán a menos. Sin embargo, esto depende mucho del día, yo hay veces que en los 10 minutos no consigo dejar de pensar, pero aún así, el ejercicio tiene valor.

Tanto los estiramientos como la meditación son herramientas muy valiosas para mejorar el cuerpo y la mente y realmente necesarias para emprendedores o personas con un alto ritmo de vida, estrés, dolores musculares y ansiedad. No es que lo diga yo, multitud de estudios científicos lo corroboran. Lo más importante es que tengáis en cuenta que las técnicas o ejercicios son lo de menos, cada persona es distinta y tenéis que encontrar qué os funciona a vosotros. Lo que es crucial es la constancia, convertirlo en un hábito, porque aunque tienen efectos positivos a corto plazo, donde realmente se aprecia su valor es a largo plazo.

Creedme, en 15-20 minutos diarios podéis hacer ambas cosas y no hay nada mejor a lo que podáis dedicar ese tiempo.

Espero que me contéis vuestra experiencia 🙂

4 comments on “Meditar y estirar para una vida mejor

  1. Sergio Jiménez dice:

    Un post muy bueno Val. Que bueno sería que nos hubieran enseñado bien los estiramientos básicos en el colegio. Nos hubiera servido para toda la vida.

  2. Francisco Muñoz de Bustillo dice:

    ¡Otra vez has dado en el clavo, nieto! ¡Algo habrá tenido que ver en todo ello mi señor hijo y padre de vuesarced! Pues eso, a ver si ahora me pongo a ello, a mis 86 largos años,
    cuesta casi tanto empezar como luego mantenerse, y consigo un cuerpo juncal como el tuyo…o al menos hago las paces con mis lumbares. Un abrazo

  3. Lo hago y me esta ayudando , para mi cuerpo y para los estados de ansiedad,gracias,

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s