search instagram arrow-down

Deja tu correo electrónico para avisarte de mis nuevos artículos

Entradas recientes

angel maría animales aprender aprendizaje blog cambio clientes competencia constancia consumo creatividad desarrollo e-commerce ecología educación empleo emprendedor emprender emprendiendo emprendimiento empresa empresas enseñanza equipo escribir estrés evento felicidad filosofía foco fracaso frustración gestión hablar información inversión Lean startup libro libros lujo madrid medios de comunicación miedo motivación negociación negocios objetivos película pensar personal personas presentación proyecto psicología simplificar social sociedad sociología socios talento tienda timidez tonterías razonables trabajar trabajo Unikuo valiente valor veganismo vergüenza viaje vida video Web éxito

Todo trata sobre las emociones

Todo trata sobre emociones

7 de la mañana.

Mi jefe me llama desde su coche mientras tomo un café y ojeo el As mientras me quito las legañas delante del ordenador. Me habla pero realmente no me importa lo que me dice. A él tampoco, simplemente necesita hablar con alguien y yo le valgo. Sin embargo, su tono va subiendo, le irrita que sus problemas para mí no sean más que tonterías.

9 del mañana.

Mi novia me escribe un WhatsApp, estoy muy liado y no lo leo hasta la hora del desayuno, yo ni me he dado cuenta pero ella hace 25 minutos que está cabreada, cabreada y triste. Piensa que no me importan sus cosas.

12 de la mañana.

Reunión, jefes intermedios, jerifantes y otras especies invertebradas discuten acaloradamente en un despacho con el aire acondicionado demasiado fuerte. No se escuchan, solo piensan qué será lo próximo que dirán para acallar al estúpido director del otro departamento. Miedos, frustraciones e inseguridades flotan en el aire como si de un gas tóxico se tratase. En realidad son más tóxicas que el monóxido de carbono, solo que te matan lentamente.

2 y media de la tarde.

Durante la comida observo como dos compañeros de curro se miran, hay brillo y complicidad en sus miradas, aunque sus palabras traten de temas cotidianos como sus últimas vacaciones o las compras para la vuelta al cole de sus hijos. Supongo que piensan que nadie lo sabe, pero solo hay observar, la clave está en observar con atención y empatía.

7 de la tarde.

Cansado de trabajar, irritado por el tráfico de Barna y deseando darme un baño. Sin embargo, mi novia tiene otros planes, querrá que vayamos de compras y tendré que compensarla. Llevo dos días sin dedicarle tiempo y la noto molesta. Tampoco ayuda sus problemas con su madre y el capullo de su jefe.

11 de la noche.

Estoy cansado y solo quiero irme a la cama con un buen libro, ha sido un día duro, otro más, no ha pasado nada y tampoco creo que pase nada mañana.

La vida trata de emociones, tanto la vida familiar como laboral, el trato con los amigos o las compras en el supermercado. A no ser que vivas como Walden, todos los días tratamos con personas y cada persona carga con su propia mochila. No sirve de nada leer, viajar, estudiar o tener un MBA si no prestamos atención a las emociones de los demás y a las nuestras propias. Sí, es lo MÁS importante, lo que marca la diferencia.

Fotografía de VinothChandar

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s