search instagram arrow-down

Deja tu correo electrónico para avisarte de mis nuevos artículos

Entradas recientes

angel maría animales aprender aprendizaje blog cambio clientes competencia constancia consumo creatividad desarrollo e-commerce ecología educación empleo emprendedor emprender emprendiendo emprendimiento empresa empresas enseñanza equipo escribir estrés evento felicidad filosofía foco fracaso frustración gestión hablar información inversión Lean startup libro libros lujo madrid medios de comunicación miedo motivación negociación negocios objetivos película pensar personal personas presentación proyecto psicología simplificar social sociedad sociología socios talento tienda timidez tonterías razonables trabajar trabajo Unikuo valiente valor veganismo vergüenza viaje vida video Web éxito

¿Queremos niños o perritos falderos?

Queremos niños o perritos falderos

Muchos científicos, psicólogos y educadores coinciden en que los primeros años de vida de un niño marcan, en gran medida, su forma de enfrentarse al mundo el resto de su vida. De ahí la importancia de saber educar a nuestros hijos, sobretodo, durante esos años. A esa edad los cerebros son muy maleables y absorben todo lo que ven y lo que oyen, normalmente a sus padres.

Yo lo veo con mi hermana. Mi padre y Silvia hablan con ella constantemente, tiene 22 meses, pero percibes que ya comprende muchas cosas y aunque lógicamente todavía no se expresa bien, aprende día a día como ningún adulto podemos hacerlo.

Por eso, cuando veo a muchos padres cómo tratan a sus hijos pequeños, me cabreo: ¡Pedrito no hagas eso!, ¡Pedrito ven aquí!, ¡María hazme caso!  Toooodo el día dando el coñazo a los niños. Se creen que los niños molestan y hacen lo que no deben, cuando a menudo son ellos los que molestan y hacen lo que no deben. No dejan que jueguen, ni que exploren, ni que sean ellos mismos, ni que se equivoquen, ni que se caigan, ni que se comuniquen. Comentarios como, ¡Pablito, deja al señor!, cuando el niño solo se ha acercado a saludarte… ¿Qué se supone que debe hacer?, ¿comportarse como un autista? Eso sí, que sea educado

Esa sobre protección y sobre estimulación de los niños por parte de sus padres a edades tempranas, junto con el sistema educativo para autómatas que tenemos, hace que eduquemos niños pasivos, que cuando sean mayores se quedarán esperando a que les digan lo que tienen que hacer, que jamás llevarán la contraria ni harán nada creativo, no porque no tengan la capacidad, si no, porque se les ha enseñado que calladitos están más guapos y que no deben hacer nada sin pedir permiso.

Comprendo que los niños van a vivir en sociedad y que ciertas normas sociales son importantes para la convivencia, pero eso no debería estar por encima de todo lo demás. En esa etapa tan temprana deberíamos dejar a los niños ser niños, jugar, ensuciarse, caerse, comunicarse, y deberíamos fomentar que tomen decisiones por su cuenta, que comprendan poco a poco las consecuencias de sus actos por sí mismos.

Yo no tengo hijos, ni soy ningún experto en educación, pero observo, y no me gusta lo que veo. Tenemos una sociedad con déficit de personas con carácter y arrojo y en vez de darle la vuelta a eso cambiando la forma de educar a los más pequeños, cada vez les educamos más para que sigan órdenes y no tomen la iniciativa.

Afortunadamente mi hermana tiene unos padres que entienden eso y sé que será una persona excepcional, con sus virtudes y defectos, pero que cogerá la vida por los cuernos.

¡Te quiero Alma!

Imagen de  woodleywonderworks

5 comments on “¿Queremos niños o perritos falderos?

  1. pakorrural dice:

    A veces, el comportamiento libre de los niños evidencia a los padres su propio corsé. Como dices, una cosa es evitar que tu hijo eche arena en la cara al señor de la toalla de al lado y otra no dejar que se acerqué a conocerle, preguntarle su nombre o simplemente mirar lo que hace. Yo también me desespero con esos padres coñazo y a veces tengo que morderme la lengua …

    1. vmbustillo dice:

      De tal palo tal astilla 😉

      Gracias por tu comentario!

  2. Jorge Juan Pascual dice:

    El problema reside fundamentalmente en el modelo educativo actual que indicabas como sistema educativo para autómatas, que enseña a los niños a ser empleados y no emprendedores, justo de la misma forma que nos educaron. Esto ha provocado que con la crisis la gente no sepa salir a flote y se repite la misma frase “No hay trabajo”, como si el trabajo se creara por generación espontánea. Pero la realidad es que el trabajo lo generan los emprendedores, algo que todavía no les ha entrado en la cabeza al poder (bipartidismo en alternancia), o, siendo menos ingenuo, no les interesa.

    1. vmbustillo dice:

      Jorge Juan, gracias por tu reflexión, no puedo estar más de acuerdo. Saludos.

  3. jose dice:

    La educación, la reflexión, la comunicación, la obediencia, etc…,etc… son importantes para el comportamiento del niño. No todo debe de ser rígido, pero tampoco todo debe de ser un campo de amapolas. Todo en su justa medida.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s