search instagram arrow-down

Deja tu correo electrónico para avisarte de mis nuevos artículos

Entradas recientes

angel maría animales aprender aprendizaje blog cambio clientes competencia constancia consumo creatividad desarrollo e-commerce ecología educación empleo emprendedor emprender emprendiendo emprendimiento empresa empresas enseñanza equipo escribir estrés evento felicidad filosofía foco fracaso frustración gestión hablar información inversión Lean startup libro libros lujo madrid medios de comunicación miedo motivación negociación negocios objetivos película pensar personal personas presentación proyecto psicología simplificar social sociedad sociología socios talento tienda timidez tonterías razonables trabajar trabajo Unikuo valiente valor veganismo vergüenza viaje vida video Web éxito

El especismo consentido

El especismo consentido

Convertirme en un vegano consciente está siendo duro, y no por “el sacrificio de dejar de comer animales“.

Por un lado me hace sentir mejor conmigo mismo y sigo pensando que es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

Por otro lado, ser consciente de un sufrimiento tan atroz y ver cómo la sociedad lo normaliza me hace sentir muy triste.

El solo hecho de ver animales de granja encerrados, aunque no estén siendo maltratados, hace que se me cierre el estómago. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Qué nos han hecho para merecer esto?

Y sin embargo miro a mi alrededor y me doy cuenta de que la mayoría de la gente, incluidos mis amigos y familiares más cercanos, muchos de los cuales tienen animales y los quieren, no comprenden lo que ocurre o simplemente no quieren verlo.

Hace ya más de 4 meses que Marisa y yo somos veganos y así será siempre. No concibo volver a comer animales, ser partícipe de tanto sufrimiento es algo que me atormenta.

En 2012 60.000 millones de animales criados en cautividad fueron asesinados para el consumo humano.

Pero todavía es más aterrador lo que estamos haciendo con los animales marinos: 140 millones de toneladas de peces fueron exterminados en 2012.

Los animales no nos pertenecen, el planeta no nos pertenece.

Esa ceguera que tenemos los humanos tiene un nombre, se llama especismo.

El especismo es una forma de discriminación como el machismo o el racismo, estamos pagando a la industria de la carne y el pescado para que mate por nosotros a millones de animales que sienten dolor y alegría y que tienen su propia individualidad, que quieren seguir viviendo, que tienen hijos y padres.

Pero lo peor de todo no es esto, no hay ninguna necesidad de hacerlo, el ser humano puede vivir, y hacerlo de manera mucho más saludable llevando una dieta vegana.

La humanidad ha evolucionado en muchos aspectos, pero todavía no parece haberse dado cuenta de que comer animales no es necesario para tener una vida saludable y completa. Somos especistas, y lo somos por la sencilla razón de que nos gusta el sabor de la carne.


 

Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales – Mahatma Gandhi

Las mentes más profundas de todos los tiempos han sentido compasión por los animales – Friedrich Nietszche

La conmiseración con los animales está íntimamente ligada con la bondad de carácter, de tal suerte que se puede afirmar seguro que quien es cruel con los animales, no puede ser buena persona. Una compasión por todos los seres vivos es la prueba más firme y segura de la conducta moral – Arthur Schopenhauer

Cuando un hombre se apiade de todas las criaturas vivientes, sólo entonces será noble – Buda

He, desde temprana edad, aborrecido el uso de la carne, y llegará el día en que los hombres verán el asesinato de animales como ahora ven el asesinato de hombres – Leonardo Da Vinci

Primero fue necesario civilizar al hombre en su relación con el hombre. Ahora es necesario civilizar al hombre en su relación con la naturaleza y los animales – Víctor Hugo

En nuestro comportamiento hacia los animales, los humanos somos nazis – Bashevis Singer, superviviente de un campo de concentración nazi

Una vez que aceptamos que una criatura viva siente dolor, si deliberadamente la hacemos sufrir, somos igual de culpables. Sea humana o animal, nos embrutecemos a nosotros mismos – Goodall, Jane

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s